Las respuestas de transparencia más absurdas 2020

Fecha de publicación: diciembre 15, 2020

Reportaje de: Ricardo Balderas y Claudia Ocaranza

Edición de: Eduard Martín-Borregón

Última actualización:

Reportaje retomado por: 

Ni el cubrebocas tapa tanta rabia. Ya están aquí. Les compartimos estas joyas que ni nuestras tías Purificación Carpinteyro y Paty Navidad habrían podido averiguar en el internet de las cosas: las respuestas más absurdas del año obtenidas a nuestras solicitudes de información, para que nos abracen cuando nos vean en la calle. Eso sí, con Susana Distancia.

Ilustración: Dani Scharf.

Ilustración: Dani Scharf.

1.-El sitio web que se alimenta por ósmosis

Una de dos, o la Cuarta Transformación encontró algunas gemas del infinito o la gente responsable llegó a la administración sin saber usar Excel. Cualquiera que sea el caso, resulta preocupante que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) mediante una respuesta a solicitud de acceso a la información elaborada por PODER, en donde se pidió acceso a los archivos de compras públicas con las que alimentan el sitio web: “ComprasIMSS.mx”, respondió que no existe la base de datos1.

En este universo paralelo donde la 4T ayuda a Thanos a desaparecer documentos a cambio de las gemas, trascendió que la administración obradorista llegó al IMSS sin un respaldo de lo que debió ser información pública y de libre acceso, y que por ello, dicho portal desaparecerá ¿Quién se robó las hojas de Excel? ¿Por qué Los Vengadores no derrotarona Thanos antes de que desapareciera Compras IMSS y a la mitad de la población de la galaxia? Nunca lo sabremos.

2.-INSABI operó sin manuales de compra

En un ridículo del tamaño del anterior, el recientemente creado Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI), aseguró que su dependencia no posee manuales de operación para adquirir compras consolidadas de tratamiento antirretroviral, no saben cuántas personas requieren del tratamiento en el país, ni si la dependencia compró o no este tipo de medicamentos2.

Según explican, la Coordinación de Abasto del INSABI buscó en el armario, en el abecedario, debajo del carro, en el negro y el blanco, en los libros de historia, en las revistas y en la radio… Pero no, no encontraron lo que pedimos. Lo que sí sabemos, es que Shakira ya está preparando una demanda por uso indebido de su canción.

3.-El autoservicio del Archivo Histórico Central

¡Sírvase usted mismo! No, no es Mamá Lucha y sus precios bajos, se trata del Archivo General de la Nación (AGN) quien afirma, según la Unidad de Transparencia (UT) de su dirección de Asuntos Jurídicos, que los documentos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo probaban “violaciones a los derechos humanos” están libres para su acceso, perooo… No saben exactamente donde, e invitan a que usted mismo los consulte y los encuentre3.

Luego de una muy larga explicación no solicitada, el AGN respondió a PODER que los documentos llegaron sanos y salvos a sus oficinas; sin embargo, nos invitaron a ir a revisarlos porque AMLO jamás les avisó que iba a tirar tremenda bomba en su conferencia matutina y pues imposible saber a cuál archivo de todas las crisis por las que pasa México se refería el presidente de la 4T.

4.-El súper asesor fantasma

Para el Senado de la República, los nombres de los asesores que “ayudan” a los diputados son información confidencial4. En septiembre de este año, en PODER solicitamos el currículum de Jesús Ramírez Díaz, un político poblano con la capacidad de ocultar su identidad mejor que el fabuloso Hombre Araña.

En su respuesta, la UT del Senado entregó un documento donde aclara que, para ellos, Ramírez Díaz es más indispensable que el mole dando cargos importantes durante cuatro legislaturas. A pesar de esto, al apasionado por la tecnología le hicieron el favor de ocultar a los políticos con los que trabajó. No vaya ser que alguien descubra que fue el brazo derecho de Ricardo Monreal cuando cucharearon recursos de la comisión de Ciencia y Tecnología del Poder Legislativo para promocionar a Monsanto… El kingpin de los transgénicos. Upsi.

5.- Contratan al hermano de un funcionario público y pierden el documento

PODER solicitó a través de la Plataforma Nacional de Transparencia el contrato firmado entre el Gobierno de Jalisco y la empresa BKT Bici Pública, S.A. de C.V. propiedad del hermano de Carlos Delgado Padilla, coordinador general de Comunicación del sexenio de Enrique Alfaro Ramírez, pero ni la Secretaría de la Hacienda Pública, la Dirección de Servicios y Transporte, la Jefatura de Gabinete, el Despacho del Gobernador, ninguna Unidad Auxiliar o la Secretaría General de Gobierno, pudieron entregar el documento.

La única UT que respondió fue la del Despacho del Gobernador5 quien dice que se dieron cuenta que este reportero estuvo como testigo de Jehová tocando todas las puertas que pudo, pero que pues no. Se declaran incompetentes para entregar el contratazo que le dieron al familiar de su compañero de trabajo porque ellos no son la dependencia responsable de resguardar esos documentos.

Lo que sí compartieron desde la perla tapatía son los nombres más largos y redundantes de las dependencias que “quizás” podrían tener la información requerida (Y que por cierto, tampoco respondieron) el Instituto Metropolitano de Planeación del Área Metropolitana de Guadalajara y la Agencia Metropolitana de Servicios de Infraestructura para la Movilidad del Área Metropolitana.

No se burlen, así se llaman, de verdad.

6.- La 4T contrató al jefe Gorgory

A pesar de que PODER solicitó por lo menos en tres ocasiones, documentos, minutas o cualquier registro de reuniones que AMLO sostuvo con empresarios como Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios6, Larry Fink, presidente de BlackRock7, y otros con motivo de la rifa del avión presidencial, nadie entregó los registros8.

La Oficina de Presidencia respondió que la maquina de escribir invisible no tenía tinta, no se crean. La UT usó párrafos casi idénticos para responder a las tres solicitudes, diciendo que no había documentos para atender a nuestras búsquedas.

En el caso de la reunión presencial y la videollamada que tuvo AMLO con Fink, la Oficina de Presidencia también respondió que la Secretaría de Relaciones Exteriores era la responsable de guardar la información. Sin embargo, la SRE también respondió que no tiene documentos de las reuniones9.

7.-SEDENA cobra más por saludar que papi Kunno

Todas sabemos que papi Kunno (estrella de TikTok) cobra mil pesitos por un saludo personalizado. Pues la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) entendió la mercadotecnia detrás del bailarín de la red social y nos cobró 2,164.50 pesos por entregar documentos que probaban los dichos del secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.

El 30 de marzo en la mañanera -que, por cierto, ya debería tener TikTok-, Cresencio Sandoval habló sobre las compras que la SEDENA hizo para enfrentar la pandemia. Pero cuando solicitamos dicha información vía transparencia, la dependencia respondió que “no se localizó evidencia documental que de respuesta a su requerimiento”10.

Gracias a un Recurso de Revisión y nuestro pago que salió el doble que un saludo de papi Kunno, en el que alegamos que cómo era posible que no tuvieran información, por fin nos entregaron las 4,329 hojas impresas con los contratos hasta el 4 de mayo de 2020. El dinero mueve al mundo.

8.-El clientazo

Otra sobre BlackRock, el gigante de los fondos de inversión, que ya se convirtió de nueva cuenta en el cliente favorito de la administración de López Obrador, al grado de que le reciben propuestas invisibles. De acuerdo con el propio director de Fonatur, el tramo 5 para la construcción del Tren Maya poseía una propuesta para la implementación en ambos carriles de la carretera que va de Cancún a Tulúm, y por la cual correría la vía férrea.

Sin embargo, cuando PODER solicitó acceso a dicha propuesta, Fonatur respondió con una serie de correos electrónicos ¡que no dicen en dónde está la propuesta de BlackRock! El archivo como tal solamente dice que recibieron la información de la empresa; la subdirección le pide al área específica que entregue la información, y simplemente contestan con una tabla con los tiempos de respuesta. Es decir, no tienen nada11.

9.- La Cleo se posesionó de Fonatur

Nuestra entrañable Cleo de la película Roma, aparentemente, consiguió trabajo en el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur). En PODER solicitamos en abril y mayo a Fonatur detalles sobre las contrataciones correspondientes al Tren Maya, pero la respuesta llegó hasta octubre, argumentando que no podían responder porque estaban más muertas que la Cleo en la azotea12.

En realidad, el argumento de Fonatur fue que debido a la emergencia sanitaria derivada de la Covid, las personas que resguardan los documentos en cuestión corrían peligro si nos entregaban esos archivos. Pero muy campantes, todo lo demás relacionado a dicho tren, sí podía continuar…

10.- Un final feliz a pesar de Cofepris

Nosotras, ganando como la Belinda. Más o menos por estas fechas pero de hace dos años, sí, en 2018, pedimos a la Comisión para la Protección de Riegos Sanitarios (Cofepris) el listado, que debería ser público, de todos los productos de tabaco y sus componentes aprobados por la comisión los últimos 10 años13. Cofepris respondió que era información confidencial, pero con un Recurso de Revisión, el INAI le obligó a dar el listado en versión pública. Eso sí, el proceso de ese recurso duró casi un año.

En un giro inesperado, gracias a Méxicoleaks obtuvimos la información de igual forma y la publicamos, no sin antes escuchar que el enlace de prensa de Cofepris nos dijo que no podían darnos entrevista porque éramos una ONG y no un medio.

En mayo de 2019 Cofepris dijo que daría cumplimiento, pagamos por la información en un CD, esperamos más de 10 días para ir por el mismo. Y oh, decepción de nuevo, después de dos horas de espera nos dijeron que los documentos no estaban listos y que en 10 días más lo estarían, pero teníamos que mandar un correo. Eso hicimos y no obtuvimos respuesta. Fue hasta octubre de ese año que el INAI intentó cerrar el caso de acuerdo, pero no lo permitimos, presentando una amarga y extensa queja, con evidencia que respaldaba el atropello a nuestro derecho a la información.

El 27 de octubre de 2020, a casi dos años desde que metimos la solicitud y más de un año después de la queja con el INAI, Cofepris finalmente mandó la información… testada, pero la mandó. La victoria frente a la UT le quitó la categoría de respuesta absurda y le dio la de anécdota memorable.

____________________________________________________________

10064101550620

21238000001720

30495000005420

40130000038120

502755920

60210000114320

70210000070020

80210000039620

90000500134620

100000700105920

112116000016020

122116000015220

131215100730918

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEIDO