CCRS exigen rendición de cuentas y remediación a accionistas de Grupo México

Fecha de publicación: mayo 26, 2021

Los Comités de Cuenca Río Sonora, el movimiento comunitario organizado para exigir la remediación integral y respeto a nuestros derechos humanos tras el desastre ambiental provocado por Grupo México en Sonora hace casi siete años, hacemos un llamado a las Entidades Inversionistas Institucionales (EI) para actuar ante los abusos por parte de las empresas que están financiando y a considerar esto en la asamblea de accionistas del próximo viernes 28 de mayo, antes de emitir su voto y/o ratificar los liderazgos de Grupo México y Southern Copper Corporation.

Es fundamental que como inversionistas usen su influencia, no solo porque no hacerlo puede representar un riesgo material para sus fondos, sino porque se trata de cambiar las formas de hacer negocios en el marco de un nuevo esquema de inversiones responsables y consistentes con un enfoque de respeto a principios sociales, medioambientales y de gobernanza transparente. Esta es una oportunidad de ser congruentes y actuar con base en estándares internacionales de Naciones Unidas, como los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos.

El 6 de agosto de 2014, Buenavista del Cobre, una mina de Grupo México y la tercera productora de cobre en el mundo, derramó 40 millones de litros de sulfato de cobre acidulado a los ríos Sonora y Bacanuchi. El derrame de tóxicos se extendió por más de 250 km y afectó a más de 22 mil personas de ocho municipios en nuestro Estado, lo que provocó daños sustanciales a la salud, el medio ambiente y a nuestra economía local. Pese a los litigios abiertos y a las victorias legales, la remediación integral prometida no ha llegado y aún está pendiente cómo se implementará la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que ordena revisar el cierre del fideicomiso creado para dicho fin y el cual fue terminado unilateralmente sin haber ejercido alrededor de 800 millones de pesos.

Antes de emitir su voto y ratificación de liderazgos este viernes, les hacemos un llamado a considerar los siguientes puntos pendientes en materia de remediación y que pueden representar también un riesgo material:

1. ¿Por qué la empresa no ha reparado integralmente los daños en los casi siete años de ocurrido el mayor desastre socioambiental en la historia de la minería en México?

2. ¿Por qué se cerró el Fideicomiso Río Sonora? Instalado con fines de reparación y lleno de falencias, como la falta de transparencia, cierre arbitrario del mismo y falta de participación de nosotras, las mujeres, niñas, niños, hombres y todas las personas de las comunidades afectadas, en la toma de decisiones del uso, distribución y monitoreo de los recursos y las acciones para la reparación integral.

3. ¿Por qué no se construyeron las 36 plantas potabilizadoras de agua prometidas inicialmente por la empresa y por qué sólo una funciona de manera intermitente y no separa metales pesados? De igual forma, ¿por qué no se construyó la clínica de atención prometida y en cambio nos dejaron sólo una obra negra y un consultorio básico con atención muy limitada?

4. ¿Por qué se ha financiado la construcción de una nueva y más grande presa de jales y se ha ignorado nuestra demanda de detenerla bajo las condiciones existentes? Demandamos que se cancele la megapresa, cuya construcción violó nuestro derecho a la participación, no obtuvo nuestro consentimiento, y cuya presencia en la región nos llena de angustia y temor.

Por todo esto les urgimos a que tomen en cuenta estas consideraciones antes del voto y posible ratificación de los liderazgos de la empresa, y que afirmen su compromiso con una gobernanza corporativa que asegure los derechos humanos y un medio ambiente sano.

Más allá del trabajo que las autoridades gubernamentales y judiciales están llevando a cabo, comolas promesas de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para garantizar el acceso a la justicia, ustedes como inversionistas también tienen la oportunidad de actuar. Es urgente para nosotras/os y es una cuestión de responsabilidad y ética de las entidades inversionistas identificar, prevenir y mitigar los daños, así como rendir cuentas cuando estos ocurren.

Las empresas deben respetar a todas las partes interesadas, incluyendo a las comunidades en donde operan y que son alcanzadas por sus operaciones. El discurso de los inversionistas de ser responsables y establecer confianza entre las partes vale muy poco si no está respaldado por acciones concretas que atiendan lo que estamos exponiendo, y que reparen daños causados y prevengan los futuros.

Por justicia, reparación y no repetición,
#RemediaciónYARíoSonora

Comités de Cuenca Río Sonora

Conformados por personas de las ocho comunidades afectadas por el derrame de tóxicos en nuestros ríos, responsabilidad de Grupo México en 2014.

Sonora, México, 26 de mayo de 2021