Desaparecen 10 mil mdp en contratos de Compranet

Fecha de publicación: febrero 24, 2022

Reportaje de: Ricardo Balderas y Queletzu Aspra

Edición de: Fernanda Hopenhaym y Elena Arengo

Última actualización:

Reportaje retomado por: Pie de Página

En plena emergencia sanitaria, el Gobierno de México modificó el monto de 65 contratos y desapareció 10 de las plataformas de acceso a la información. Dichas facturas tendrían un valor de 10,110,487,883 pesos. Los contratos en cuestión corresponden a una búsqueda realizada por PODER en la que se descargó, para poder comparar el gasto, toda la base de datos del sistema de compras públicas que aparecen en el portal Compranet de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), correspondientes al año 2022.

La búsqueda fue realizada en varias ocasiones para verificar que efectivamente se trataba de la eliminación y modificación de dichos documentos. Exactamente, la misma búsqueda fue realizada en dos ocasiones y el resultado fue contrastado.

La primer descarga de estos datos ocurrió el 8 de febrero y la segunda el 14 del mismo mes. En esa última, la SHCP había desaparecido o modificado un total de 75 contratos en distintos rubros de la plataforma Compranet (portal de transparencia de compras públicas del gobierno federal) por lo que se asume que habían pasado por los filtros necesarios para ser considerados legítimos en un primer momento, y aún así desaparecieron.

En total, la suma de los contratos faltantes o modificados asciende a los 10 mil millones de pesos. Dichas modificaciones, que de confirmarse, representan una merma para el gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador del partido Morena, ocurrieron en tan solo seis días.

De esos 75 contratos, 10 desaparecieron y 65 fueron modificados (en el contenido de la descripción o monto). Asimismo, 38 contratos corresponden a compras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 5 a la paraestatal Diconsa, 12 al Instituto Nacional de Pediatría (IPN) y el resto dispersado en dependencias varias. También se demostró que 28 de los 75 habían sido entregados bajo la modalidad de adjudicación directa.

En su portal, la SHCP explica que Compranet es la sección del Gobierno Federal donde, por obligación legal, reportan y difunden los conjuntos de datos correspondientes a las compras públicas de todas las oficinas de gobierno. Sin embargo, en ningún lugar explican sobre la situación jurídica de los contratos que reportan, es decir, en qué momento del año esta información es confiable o si se trata de contratos que tuvieron que cancelar por cuestiones administrativas.

¿De qué son los contratos?

El Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto Nacional de Pediatría concentran el 90% de los contratos que fueron modificados o desaparecidos. En estos documentos, el gobierno de México pretendía adquirir, por ejemplo, servicio de ventilación mecánica con la empresa Infra del Sur, S.A. de C.V.. No obstante, existen contratos más alarmantes.

Según la base de datos de la SHCP, el IMSS modificó un contrato con una de las empresas asociadas a la anteriormente mencionada Infra del Sur, S.A de C.V., con la que pretendía adquirir suministro de oxígeno medicinal hospitalario y gases medicinales industriales para unidades médicas de los órganos de operación del IMSS.

Resulta relevante la desaparición o modificación de cualquier información respecto a la compra de tanques para oxigenación debido a que esa fue una de las principales crisis durante la pandemia por COVID-19 en México, la falta de equipo para oxigenación.

En abril del 2021, la cadena BBC reportó que a causa de la pandemia por coronavirus, el mercado del oxígeno se desplomó, principalmente en países de América Latina.1 La periodista Celia Barría explicó que en el escenario mundial, uno de cada 5 pacientes con COVID requerían de tanque de oxígeno para sobrevivir a la enfermedad.

La situación se tornó tan difícil que cientos de personas morían en las calles al no poder acceder al servicio de oxigenación mientras que los hospitales se encontraban saturados. El tema fue tan complejo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un manual de especificaciones técnicas de los concentradores de oxígeno en donde además aseguraban que el 40% de los contagiados desarrolla una enfermedad leve, otro 40% moderada, un 15% severa (que requiere apoyo de oxígeno), y un 5% crítica.2

La demanda por este suministro fue tan alta durante la pandemia, que instituciones como la Secretaría de Salud de Jalisco tuvo que publicar una advertencia donde explicaban que el uso de este material médico era únicamente bajo supervisión médica.3

Ante la gran demanda en todo el bajío, los ciudadanos lanzaron incluso un movimiento que se denominó “Oxígeno en Ruedas” con el que pretendían ofrecer abastecimiento de tanques a un bajo costo y de ese modo, intentar reducir las muertes de casos graves por COVID.4

PODER intentó entablar diálogo con los funcionarios de la Secretaría de Hacienda para que explicaran el motivo de los contratos faltantes, así como por la modificación de los mismos, sin embargo, hasta el momento del cierre de esta edición ninguna autoridad respondió a la solicitud que se realizó en dos ocasiones.

Este reportaje es parte de #VíctimasParalelas: las afectadas de las que no se habla, un proyecto de Serendipia y PODER. Lee aquí el reportaje de Serendipia.

¿Te gustaría recibir en tu correo las próximas entregas de #VíctimasParalelas? Suscríbete y entérate antes que nadie de nuestras investigaciones exclusivas sobre el sistema de salud mexicano.

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO